miércoles, 31 de enero de 2018

POR QUE VENEZUELA DEBE POTENCIAR SU INDUSTRIA DEL ALUMINIO




POR QUE VENEZUELA DEBE POTENCIAR SU INDUSTRIA DEL ALUMINIO

Mucho se ha hablado de la importancia de sembrar el petróleo, ya que una economía como la nuestra, básicamente mono productora, está sometida a las variaciones del precio del producto que mueve al país, con el agravante de la posibilidad de pérdida de importancia del mismo ante competidores de este. 




El caso de Venezuela, país que su economía es “movida” por el petróleo, no hemos podido aún diversificar la economía, muy por el contario cada vez somos más dependientes de la industria de hidrocarburos.

Esta aseveración se tratará de explicar mediante un conjunto de gráficas que reflejan el comportamiento de nuestra economía (Información del BCV); cabe mencionar que estas gráficas no reflejan valores de los “años actuales”, ya que no se cuenta con la actualización suficiente de la documentación oficial al respecto, pero son suficientes para ilustrar la realidad de nuestra economía.

Lo primero que notamos es que nuestra economía, como lo refleja su PIB depende de manera directa de los precios del petróleo.




En cuanto al carácter cada vez mas mono productor de nuestra economía, la gráfica a continuación nos muestra esta realidad, de hecho con una tendencia decreciente de las exportaciones no petroleras; la cual una vez podamos en otra entrega de este blog presentar valores más actualizados, notaremos un declive aún mayor de las exportaciones no petroleras, esto en parte por la caída de la producción del parque industrial de la Región Guayana.


 


Ahora bien, alguien pudiese preguntarse en que le afecta al llamado “ciudadano de a pie” los precios del petróleo y las exportaciones, bueno la respuesta es muy sencilla: al ser nosotros un país principalmente mono productor, nuestras importaciones dependen de los precios de ese producto, en nuestro caso el petróleo, tal como se muestra en la gráfica siguiente, donde vemos claramente la dependencia de nuestras importaciones del precio del petróleo.





A lo anterior tenemos que agregar que una cantidad importante de los productos alimenticios, así como enseres domésticos y bienes variados de uso personal, no son producidos en nuestro país; por lo que el acceso, tenencia y/o disfrute de los mismos por parte de los venezolanos depende principalmente de los ingresos por exportaciones petroleras. Esta aseveración se ilustrará en la gráfica siguiente, que nos muestra la muy marcada dependencia del consumo en nuestros hogares del precio del petróleo.  







Es importante aclarar que la intención de este artículo no es en ningún momento “satanizar” a nuestra industria petrolera, a la cual debemos agradecer la mayoría del desarrollo social y económico que ha logrado nuestro país en sus últimos 100 años, sino mostrar la necesidad imperiosa de acelerar la diversificación de nuestra economía. 

Esto debería quedar un poco más claro con la gráfica siguiente, la que nos muestra como inclusive durante períodos de precios de petróleo de los más altos  de los últimos tiempos, los ingresos percibidos por ese concepto resultaron insuficientes para nuestra economía, como se refleja por el incremento sostenido de nuestra deuda externa.



 


POTENCIAL DEL ALUMINIO PARA DIVERSIFICAR LA ECONOMÍA NACIONAL.

Como hemos presentado hasta este punto, es claro la muy marcada dependencia de nuestra economía, y por ende de la calidad de vida de los venezolanos, de la industria petrolera, y en especial del precio del petróleo, ya que no hemos crecido lo suficiente nuestra industria de hidrocarburos para contar con mayores ingresos, ni tampoco potenciando la industria de los derivados del petróleo para aumentar sustancialmente la agregación de valor y el PIB.

Dado todo lo anterior, es imperativo concentrar esfuerzos en potenciar la explotación eficiente de las otras potencialidades que posee nuestro país, entre ellas, la industria integrada del aluminio resalta como una de las opciones obvias a considerar.

Al respecto, es innegable el crecimiento del uso del aluminio a nivel mundial por lo que invertir en esta industria es dirigir nuestro país hacia un mejor futuro; de hecho hoy en día el aluminio está tan inmerso en nuestra sociedad, que el mismo domina numerosos campos, habiendo desplazado no tan solo a otros metales, si no también ganado terreno contra materiales cerámicos, plásticos, vidrios, etc.


 




Otro aspecto que ha sido tratado en varios artículos en este blog es como países exportadores de petróleo como el nuestro, han desarrollado planes acelerados de inversión en la industrial del aluminio como mecanismo de “siembra petrolera”.  









De manera análoga, países con muy elevados estándares de vida como Australia, Canadá, Noruega e Islandia, entre otros, también han desarrollado su industria del aluminio como medio de generación de bienestar para sus sociedades. 







En el caso de nuestro país, que cuenta con ventajas comparativas para la producción integrada y eficiente de la industria del aluminio, las que despiertan la envidia de otros países, no hemos realizado los esfuerzos suficientes en esta dirección, a lo cual finalmente quisiéramos agregar que no tan solo contamos con recursos naturales y energéticos para tal fin, sino también con profesionales de alto nivel para acometer tan noble tarea.









CONCLUSIONES


  • No hay dudas de la peligrosa dependencia de la economía nacional, y por ende de la calidad de vida de los venezolanos, de los precios del petróleo
  • Venezuela cuenta con suficientes recursos, naturales, y humanos, para adelantar  planes exitosos que permitan potenciar su industria del aluminio, como importante soporte de la economía y la calidad de vida

  • El momento es ahora, es imperativo desarrollar políticas que permitan el crecimiento y diversificación de la industria del aluminio como parte de la muy discutida “siembra petrolera”









Dr. Jesús Imery
PhD Ingenieria y Ciencia de los Materiales (Imperial College, London)
CVG Venalum (jesus.imery@venalum.com.ve)
Email: jesus.imery@gmail.com
Twitter: @imeryvenalum





No hay comentarios:

Publicar un comentario